Leader politicamente scorretti

  • by

Jesus Francisco Espinosa Sánchez è Ricercatore Sociale e Criminologico. Membro del comitato editoriale della rivista spagnola "La Razón Histórica" e collaboratore di "SocialMurcia". Autore di articoli come "La legalización de las drogas, un eterno debate social" e "Ciberdelincuencia. Aproximación criminológica de los delitos en la red".

Recensione a
S. Fernández Riquelme, Perfiles Identitarios. Nuevos líderes para una Europa diferente
La Tribuna del País Vasco, San Sebastián 2019, pp. 179, €18,00.

10.5281/zenodo.3585944

Del latín identitas, la identidad es definida como el conjunto de rasgos y características que diferencia un individuo o grupo de individuos del resto. Diferencias, que se hacen, en la actualidad, más notorias en un mundo que está cada vez más globalizado en todos los aspectos de nuestro día a día. Las consecuencias de este proceso a escala mundial, han supuesto para muchos países, la pérdida progresiva de sus costumbres y cultura, de su “identidad nacional”, como bien señala el autor, haciendo de nuestro planeta un lugar homogéneo donde el pensamiento disidente queda relegado al ostracismo más absoluto, dónde la emoción ha secuestrado a la razón en el discurso político e institucional, secundado por los mass media, también denominados “El Cuarto Poder” que ven en “lo políticamente correcto” una nueva religión.

Sergio Fernández Riquelme, autor de este libro, es profesor titular de la Universidad de Murcia y director de la revista electrónica, La Razón Histórica. Historiador, doctor en Política Social e Investigador social y humanista, es autor de más de cien artículos científicos y de divulgación, así como de varios libros como, entre otros, “La Ciencia Histórica”, “El nuevo Imperio ruso”, “Hungría y la defensa de la civilización europea”, “Identidad e Integración” y “La España soberana”.

Su obra Perfiles Identitarios, nuevos líderes para una Europa diferente, es el resultado de un amplio y meritorio trabajo de investigación donde se presenta y examina, en profundidad, el fenómeno identitario nacional surgido en el siglo XXI. A través de 9 capítulos, valiosamente sintetizados, el autor, analiza el surgimiento de este fenómeno en los distintos países que conforman el globo terráqueo, y cómo la sociedad de estos países ha ido, poco a poco, virando hacia una sociedad más tradicional, orgullosa de su cultura y su identidad nacional.

La primera parte del libro, nos habla de la identidad, qué es y cómo se origina, y de cómo ésta nos acompaña desde edades tempranas gracias a la socialización primaria (familia) y reforzada por la socialización secundaria (colegio, grupo de pares, …). Esta construcción político – social, que es parte de nosotros, se materializa en un conjunto de valores, símbolos o creencias que permite la integración personal en la comunidad de referencia o de pertenencia, o provocan su exclusión. Identidades, surgidas de todos los espectros ideológicos y de pensamiento, desde las más conservadoras (viejas identidades) que defienden valores tan loables como la unidad familiar o el patriotismo, hasta identidades más modernas/progresistas como la multiculturalidad o la defensa de nuestro medio ambiente. Y es, precisamente en esta idea, entorno a la que gira el presente libro, repasando cómo el credo del marxismo cultural ha sucumbido frente a una sociedad cada vez más audaz, orgullosa de su pasado y su cultura, que ha encontrado en los discursos de los lideres perfilados en esta obra, una voz que les da fuerza y notoriedad ante un mundo cada vez más uniforme e intransigente hacia la disidencia.

En los siguientes capítulos, el autor logra perfilar, con gran éxito, diversos líderes muy conocidos, a la par de controvertidos, de nuestro panorama mundial. El primero de éstos líderes, es el siempre polémico Donald Trump, con su reconocido lema electoral, Make America Great Again. En este capítulo, dedicado íntegramente al excéntrico magnate norteamericano, el autor nos muestra la evolución de una sociedad, descontenta con la agenda política del anterior mandatario, Barack Obama, hacia un ideal nacionalista, defensor del American Way of Life, de las clases medias blancas y tradicionales, todo ello gracias a la estrategia utilizada durante la campaña electoral por el empresario, así como al auge y ayuda del fenómeno religioso-nacionalista encarnado por el Tea Party.

 Los hermanos Kacynski, protagonizan el segundo capítulo. La victoria del PiS (Ley y Justicia) en los comicios de 2015 en el país polaco, daría pie a un nuevo periodo en su historia: una derecha alternativa, entre la defensa de los valores sociales y morales, y la membresía al eje euro atlántico.  Alternativa, sí, pero también duramente criticada desde la sede comunitaria europea (Bruselas) al entender que la contrarrevolución cultural que estaban llevando a cabo, chocaba de manera frontal con la política comunitaria.

La dinastía Le Pen y la evolución del Frente Nacional en el país galo, ocupan el tercer episodio de este interesante ejemplar. El Frente Nacional (FN), con Jean-Marie Le Pen a la cabeza, supuso el primer gran movimiento identitario moderno en Europa con opciones de gobernar. Décadas más tarde, su hija, Marine Le Pen, transformaría el partido en aras de conseguir unos mejores resultados, dando la sorpresa en las elecciones de 2017, al situarse como segunda fuerza en uno de los países con más tradición política de occidente.

A continuación, Vladimir Putin, abarca la cuarta parte de esta obra. Este capítulo, dedicado al dirigente ruso, nos muestra el proceso de modernización conservadora que llevo a cabo el Kremlin, bajo el deseo de reconstruir “la idea imperial” a través de diversas políticas demográficas y familiares, la defensa a ultranza de los llamados “valores tradicionales” rusos, así como apostar nuevamente por la religión católica ortodoxa, como pilar moral fundamental de la sociedad rusa.

El partido conservador Alternativa por Alemania (AfD) y su sorprende crecimiento en un país aún acomplejado por su historia, es el protagonista perfecto para el quinto episodio de esta obra.  AfD nació como partido casi libertario, enemigo declarado del euro, que logró seducir, gracias a sus políticas económicas liberales y a la defensa de la identidad tradicional germana, a millones de alemanes hartos de las políticas migratorias del actual ejecutivo alemán.

Otro de los líderes perfilados en este volumen es Viktor Orbán. El dirigente húngaro, pese a la presión intensa de la Unión Europea, y de muchos de sus Estados miembros, y a la crítica incesante de los medios liberales progresistas continentales, volvía a ganar las elecciones legislativas húngaras. Bajo el lema Soli Deo Gloria (Solo la gloria a Dios), el presidente magiar, continuaba un proyecto identitario de carácter nacionalista y cristiano, más liberal en lo económico que el de sus supuestos contendientes soberanistas.

Jair Messias Bolsonaro, también conocido como el Trump del trópico, es el séptimo líder perfilado en esta obra. Amado por sus seguidores, odiado por sus detractores, Bolsonaro, fue el elegido para gobernar el país más grande de Latinoamérica, haciendo de la defensa de los valores tradicionales su seña de identidad en sus primeros meses como presidente de Brasil.

En octavo lugar, se encuentra Mateo Salvini, también conocido como Il Capitano. Presente como nadie en las redes sociales, y creciendo en las encuestas de manera vertiginosa ya como ministro del Interior, impulsó en el país transalpino un nacionalismo soberanista capaz de integrar el regionalismo histórico italiano. Su trayectoria como ministro del Interior, no estuvo exenta de polémica, tanto con sus continuas desavenencias con la UE, en contra de la inmigración ilegal que asolaba al país, como los sucesivos conflictos públicos con su socio de Gobierno.

Finalmente, el noveno capítulo, analiza la proyección política del partido conservador español VOX. Un partido vilipendiado y estigmatizado mediáticamente, tildado de ultra derecha y franquista, que pasó de ser un partido residual sin representación alguna, a convertirse en tercera fuerza política en apenas dos años, en las elecciones de noviembre de 2019.

Todos los descritos anteriormente son líderes, no solo a nivel nacional en sus respectivos países, sino también a nivel mundial, gracias a los logros cosechados en los últimos años. Líderes que, mediante sus discursos y consignas, han logrado aglutinar a millones de personas bajo los estandartes de la defensa de los valores tradicionales, de la religión católica, de la unidad familiar, de una economía capitalista que cimente el estado del bienestar y la defensa del sentimiento patriótico. En definitiva, todos ellos tienen en común la lucha por recuperar los valores perdidos que antaño, eran la seña de identidad de la sociedad europea, una sociedad cada vez más irreconocible, y casi se podría decir que, en peligro de extinción, respecto a décadas pasadas.

Con todo, estamos ante la culminación de un trabajo de investigación magistral, donde el autor logra perfilar de manera inequívoca a los líderes mundiales que protagonizan este libro. Líderes que dan voz a una sociedad cada vez más silenciada y abandonada por sus dirigentes. Personas que han decidido bajarse del tren de lo “políticamente correcto” y de las políticas progresistas, gente valiente y decidida, que han optado por luchar contra la corrección política de manera pacífica y democrática, a través del voto, en pos de defender sus tradiciones, símbolos y pensamientos.

En definitiva, y como bien, señala Raúl González Zorrilla en su prólogo, “los viejos europeos se resisten a morir y buscan su identidad, su esencia, sus valores, sus banderas morales, sus costumbres, su forma de ser y su memoria colectiva entre las nieblas purulentas de una geografía globalizada, neutra y deslavazada”. Esta reflexión, no puede definir mejor el momento actual en el que vivimos, y que, el autor de este libro, Sergio Fernández Riquelme, ha ido desmenuzando a lo largo de estos nueve capítulos que tan bien perfilan el fenómeno identitario de corte nacionalista actual. Identidad, que, para terminar esta reseña, defino parafraseando al escritor, traductor y profesor de la Universidad de Trieste, Claudio Magris, “La identidad es una búsqueda siempre abierta e incluso la obsesiva defensa de los orígenes puede ser en ocasiones una esclavitud tan regresiva como, en otras circunstancias, cómplice redención al desarraigo”.

Risultati immagini per download pdf button

 808 total views,  4 views today

Condividi questo articolo:
20
fb-share-icon20